Pulseras personalizadas

Las pulseras personalizadas son de los accesorios más buscados en el mundo de la bisutería; y no es para menos. Tener una pieza de calidad que se adapta perfectamente a tus gustos es un verdadero lujo, que además consigue dar un toque propio a cada look.
Pero, además, este tipo de piezas de joyería es ideal para hacer un regalo. ¿Te imaginas por qué?

Pulseras personalizadas: el mejor regalo

No cabe duda de que entre los regalos estrella en este tipo de ocasiones están las pulseras personalizadas y además baratas. Los regalos pensados específicamente en la persona afortunada son siempre un acierto, ya que dicen mucho de ti. Tu madre, tu novia o las parejas tendrán claro que conoces a la perfección sus gustos y que el regalo está escogido con mucho mimo y cariño.

Tanto si quieres hacer un regalo como si lo que buscas es darte un capricho, puedes encontrar tu accesorio perfecto haciendo la mejor combinación entre materiales, formas y colores.

Distintos materiales para tus pulseras

Si ya te has decidido por una pulsera personalizada, quizás te estés preguntando cuáles son las opciones que tienes. Los distintos materiales y formas te permitirán escoger la pulsera ideal, la que mejor se adapta a todas tus necesidades.
Uno de los clásicos de la bisutería es el cuero. Este material puede trabajarse fácilmente y permite realizar grabados sobre la superficie de la pulsera. Se realizan con algún objeto punzante, consiguiendo crear un mensaje personalizado que se destaca en el relieve de la pieza. También, por el contraste de color entre la parte grabada y la no grabada.
Otra opción para personalizar tus pulseras con grabados es la plata. Una de las alternativas es realizar un grabado sobre una placa de plata engarzada al cuerpo de la pulsera, que puede ser de distintos materiales (desde plata hasta cuerda o cuero). En este tipo de pulseras se suelen labrar un nombre o una fecha importante, aunque si hay suficiente espacio, puedes optar incluso por una frase o un dibujo.
Otra opción en plata es el colgante trabado al aro de la pulsera. En este caso, podemos escoger también pequeñas chapas grabadas o figuritas talladas, inspiradas en motivos florales o animales, seleccionadas según tu gusto personal.

En el campo de los colgantes para pulseras también podemos personalizar nuestros accesorios con pequeñas piedras. Las distintas opciones pueden tener un significado simbólico (por ejemplo, puedes escoger tus minerales de la suerte) o pueden obedecer a un criterio estético. Como las opciones anteriores, los materiales son combinables entre sí, así que las piedras pueden estar unidas a pulseras de plata, de cuero o del material de tu elección.
El mundo de las pulseras personalizadas es infinito, ya que hay al menos una para cada persona. Encontrar el accesorio perfecto tan solo depende de nuestro gusto personal y de nuestra imaginación.